Con prisa por aumentar la sostenibilidad

Nuevas estructuras, más inversión, más influencia

Una vez que la sostenibilidad se ha convertido en uno de los factores principales en la actual estrategia corporativa SMART25, han empezado a surgir las estructuras necesarias para lograrla. Philipp Unger, Jefe de Gestión de la Sostenibilidad del Grupo en Schnellecke, habla con el equipo editorial sobre el desarrollo de este aspecto.

 

DSC04201

En estos momentos, todas las regiones de Schnellecke han nombrado ya responsables de sostenibilidad en todo el mundo. A partir de ahora, el objetivo es simplificar la presentación de informes y apoyar el tema de manera estructurada en la fuerza de trabajo. “Nos guiamos por dos pautas”, explica Unger. “Por un lado, los requisitos del Carbon Disclosure Project (CDP), y por otro los de NQC. Se trata de NQC Ltd., un proveedor de servicios global que utiliza herramientas en línea para evaluar la sostenibilidad de las cadenas de suministro.”

CDP reconoce cuatro niveles: divulgación, sensibilización, gestión y liderazgo. Estos se indican mediante las letras D a A, donde D es el nivel más bajo, y A es el más alto. “Nuestro objetivo es alcanzar el nivel C en 2020”, dijo Unger. “A partir de ahí, queremos avanzar hasta el nivel B rápidamente.”

Los requisitos previos básicos para ello son el registro sistemático de todo el consumo de energía, la definición de objetivos claros de sostenibilidad, el desarrollo de una estrategia adecuada y la presentación periódica de informes al Consejo Ejecutivo. “Ya hemos comenzado todo esto o estamos trabajando en ello”, destaca Unger.

 

Evaluación de la sostenibilidad de las inversiones

Un proyecto concreto que está a punto de completarse (posiblemente ya se ha completado) es la introducción de una obligación de proveedor. “Nuestro departamento de compras, junto con el departamento legal y nosotros, ha desarrollado una hoja de autoinformes de proveedores de acuerdo con criterios uniformes”, dice Unger. “Cada proveedor debe proporcionar información por escrito sobre su política de RSC y otros aspectos relevantes para nosotros. Hemos definido diferentes ciclos de mejora si la información deja algo que desear.”

La situación es similar a partir de ahora en el caso de los procesos de inversión. “En el futuro, es obligatoria nuestra firma cuando se trata de nuevas plantas o máquinas que consumen energía, en la medida en que la inversión supere un marco predefinido”, dice Unger. “Esto va desde carretillas elevadoras hasta el edificio completo. Esto significa que ahora también se incluyen en la decisión de inversión consideraciones sobre sostenibilidad. Por ejemplo, si la carretilla elevadora A es más barata pero consume más energía que la carretilla elevadora B, que cuesta más pero consume menos, entonces calculamos el ROI durante todo el tiempo de uso y lo tenemos en cuenta en nuestra decisión.”

 

DSC02651

Cambio cultural a través de las generaciones más jóvenes

Un proyecto favorito de Unger está planeado desde hace varios años. Está en línea con su convicción de que los empleados jóvenes impulsarán el proceso de cambio hacia la sostenibilidad: “Vemos mucho interés en este tema entre nuestros aprendices. Y sólo podemos lograr un cambio cultural real con la generación más joven.”

Junto con el gestor de formación, se ha desarrollado un programa propio de la empresa para los aprendices, que incluye no sólo el tema de la energía, sino también las áreas de medio ambiente, calidad, producción ajustada, salud, asuntos sociales y seguridad en el trabajo. Los aprendices asisten a cursos de formación internos y aprenden, por ejemplo, métodos de medición para el consumo de energía y la identificación de potenciales de ahorro de energía.

El programa consta de tres cursos de formación de tres días sobre diferentes prioridades. Los aprendices deben elegir su propio proyecto, que terminarán antes del final de su período de formación. La idea es premiar al final los mejores proyectos. (HSE Scouts)

Los primeros resultados piloto ya han sido reportados, como informa Unger: “Uno de nuestros aprendices calculó el número de lámparas en los pasillos de Wolfsburgo y la potencia de iluminación. Sobre esta base, ha calculado la iluminación requerida, que ahora sirve como punto de partida para la conversión a lámparas LED. Y una de nuestras estudiantes tomó una instantánea energética en otro lugar que mide el consumo de equipos eléctricos. A partir de esto, extrapoló el consumo total de energía del centro y lo comparó con las facturas de energía. Los resultados fueron casi idénticos, lo que demuestra que las mediciones de los aprendices son bastante fiables.” Después de la finalización de la primera fase en 2021, el programa se implementará en todo el mundo.

 

Visión general oportuna del consumo de recursos

Cuando se trata de sostenibilidad, nada se puede hacer sin software. En Schnellecke, se eligió el programa especial Quentic, que dispone de numerosos módulos. Después de trabajar con el módulo de seguridad laboral durante mucho tiempo, este año se han agregado los módulos de Medio Ambiente, Sustancias Peligrosas y Sostenibilidad. “Esto nos da la oportunidad de crear un registro central de residuos para todo el grupo, así como una visión general oportuna de todo el consumo de recursos”, dice Unger. “Además, hemos creado una interfaz desde Quentic a nuestro sistema de RR.HH. Por ejemplo, los accidentes de trabajo en la región Alemania ahora se notifican directamente en Quentic y podemos llevar a cabo un análisis semanal de accidentes.”

En general, Unger ve a Schnellecke en el camino correcto. “Tenemos una posición de liderazgo en logística, y queremos lograrla también lo más rápido posible en las áreas de sostenibilidad.”