"Aquí la vida como conductor aún merece la pena"

Torsten Behrens, camionero, logística de transporte de Schnellecke 

Behrens 1 560x560

¿Desde cuándo lleva en Schnellecke?

"Llevo en Schnellecke desde 2001. Conductor de camiones soy desde 1986, aunque originalmente estudié para ser especialista en máquinas herramientas. Me entusiasma conducir coches y también me gusta estar de viaje toda la semana. Antes viajaba por toda Europa, hoy en día conduzco predominantemente en Alemania y, a veces, también en los Países Bajos."

 

¿Qué es diferente en Schnellecke con respecto a otros?

"Trabajar en Schnellecke significa tener un socio fiable. Esto en el sector del transporte no es algo evidente. Aquí no solo se paga el sueldo puntualmente, aquí se tiene en cuenta también la legislación. Si se han cumplido los tiempos de conducción, nadie viene y presiona para que se haga otro recorrido. Este es un motivo importante por el que merece la pena el trabajo en Schnellecke, pues aquí la vida como conductor vale la pena. A pesar de la situación tan estresante en el mercado mercado del transporte, en Schnellecke se cuida que se cumplan los tiempos de conducción y de descanso".

 

¿Qué significa hoy en día conducir camiones?

"El lugar de trabajo de un conductor hoy en día está equipado de manera muy moderna, entre otras cosas, con un sistema telemático a través del cual recibo mis encargos. Esto me parece bien porque así puedo ver exactamente cuándo y cuánto he conducido. Además, a través de la telemática ahorro tiempo porque me aparece dónde está el semirremolque e incluso en qué dirección. Así no tengo que seguir buscando por todas partes.

Conducir camiones sigue siendo un trabajo duro. Hoy en día uno se siente más seguro, pero no hace que sea más fácil concentrarse. Al contrario, hay que estar atento de no volverse descuidado. Físicamente es algo menos estresante que antes, pero psicológicamente sigue siendo igual".
 

Behrens 1132x400